lunes, agosto 15, 2005

MICROSSS UFFFF!!!

Mucho se habla dentro de la blogosfera de “las historias de micro”. Los asaltos, los mendigos, pedigüeños, vendedores ambulantes y por supuesto de la interesante fauna que componen los señores al volante, nuestros queridísimos y nunca bien ponderados conductores.

Esta fauna, de la cual tengo muy cercanas referencias, pues en mi familia hay un par, sienten que le hace un favor a la gente con dejarla subir al vehículo, y miran como limosna el dinero del pasaje, para qué decir el valor del boleto escolar.

Es cierto, para ellos, que en promedio y siendo poco generosa ganan entre 300 y 500 mil pesos mensuales, son insignificantes los 120 pesos del boleto escolar. De hecho, en general es mucho más lo que dejan de propina a la mesera que les mueve el trasero en el tugurio de turno donde se emborrachan el fin de semana… y dejemos aparte la cantidad de dinero que gastan en cocaína y otras drogas…

Bueno, la idea no es exponer sus costumbres, ni mucho menos reiterar la calidad del trato hacia los pasajeros, ya que no creo que exista alguien que haya pasado alguna vez por Santiago y que no haya sido víctima de estos energúmenos al volante. Mi inquietud va más allá de estas historias cotidianas.

Si voy a un lugar donde me atienden mal no voy más, sea un restaurant, un pub, una tienda, y no conforme con eso hago un reclamo a la administración o al dueño del lugar, pero “Oh, y ahora quien podrá salvarnos??” Es un servicio como cualquier otro, por el que cada persona que sube paga un derecho y entonces ¿por qué debemos soportar insultos, bromas pesadas, que tiren las monedas o paren donde se les antoja??

Son ellos quienes nos prestan un servicio a nosotros, algo (insisto aunque parezca majadera) por lo que estamos PAGANDO!!!

Cuando entenderán que no son ni dueños del mundo ni nada por el estilo??... Ah ya sé!! Lo comprenderán cuando el Transantiago entre en funcionamiento y ellos se queden sin trabajo… ahh pero en ese momento encontrarán un motivo para quejarse y culparán al gobierno de por dejarlos sin trabajo.

Lo que es yo, sólo espero la hora de poder subirme a un bus donde el chofer de turno no sea un patán o crea que porque maneja micro yo me muero por salir con él (guácala!!!)

¿Es mucho pedir que no te tiren las monedas por la cabeza porque pagas escolar? (mal que mal es un derecho!!!), o que paren donde tú les indicas y no dos calles después de eso?? O que simplemente se detengan cuando los haces parar y no tengas que prácticamente atravesarte en la calle para que lo hagan??

Bueno, me desahogué… es que la semana pasada los choferes de micro fueron especialmente desagradables… sorry a todos si los lateé… pero de verdad estoy aburrida de este género especial de personas…

Desvariado por Monin :: 22:53 :: 17 Comentarios:

Deja un Comentario

--oOo--------------------oOo--------------------oOo--